Infancia
Buscador
Palabra Clave
Portada Infancia
Editorial
- Cientos de manos por los niños de Chile
Cifras
- Características de la Población Infantil y Adolescente en Chile
Necesito Ayuda
- Niños perdidos
- Teléfonos de orientación o ayuda
- Derechos de los Niños
- Maltrato y Abuso Infantil
- Trabajo Infantil
- Adopción
- Niños enfrentados a la justicia
¿Cómo Puedo Ayudar?
- Opciones de Ayuda y Voluntariado para la Infancia y Adolescencia
Directorio de Instituciones
- Organizaciones Sociales
- Organismos de Apoyo
Leyes
- Listado de Leyes
- Temas Legales
Fuentes de Financiamiento
- Públicas
- Privadas
Preguntas Frecuentes
- Preguntas y Respuestas
Temas de Análisis
- Maltrato y Abuso
- Niños y Jóvenes Enfrentados a la Justicia
- Adopción
- Red de Aulas Hospitalarias
- Trabajo Infantil
- Celebrar el día del niño
Vocabulario
Sitios de Interés
- Nacionales
- Internacionales
Documentos de Análisis
- Estudios sobre Infancia y Adolescencia
- Educación
- Juventud
- Derechos de las Adolescentes Embarazadas
Archivo de Noticias
Teléfonos de Ayuda
- 800 730 800:
Sename: ayuda-denuncia, maltrato, abuso, abandono, explotación sexual, embarazo no deseado. Atiende las 24 hrs. del día.

149:
Comisaría de la Familia: violencia intrafamiliar, maltrato.

800 200 818:
Fundación Integra: atendido por psicólogos y educadores, entrega orientación en crianza y educación. De lunes a viernes, de 9:00 a 17:30.
-
www.risolidaria.cl
17 de Noviembre 2017   


Recomendaciones de Policía de Investigaciones de Chile

¿Qué hacer si un niño desaparece?

Dentro de los servicios que da Policía de Investigaciones de Chile está la búsqueda de niños. Para este fin, se cuenta con el trabajo conjunto de varias unidades policiales:


La Brigada de Investigaciones Policiales Especiales(BIPE) es la encargada de realizar todas las diligencias que emanan de los tribunales chilenos, para estos efectos.
Dirección: Calle Rosas 1407, Santiago, Chile
Fono:6973866.

Denuncia vía e-mail

Policía de Investigaciones de Chile, publica y mantiene actualizada en su sitio web (www.investigaciones.cl) la información de niños y adultos perdidos.
Cualquier información sobre los niños perdidos puede ser dirigida al correo electrónico institucional: perdidos@investigaciones.cl

Fono Emergencia: 134

Este número telefónico, habilitado día y noche, permite a la policía recibir información de personas perdidas. La llamada no tiene costo para el usuario, ni precisa de monedas en los teléfonos públicos para efectuar el llamado.

De la Jefatura de Comunicaciones, depende la publicación de los niños y adultos perdidos en Internet. Centralizándose, en esta jefatura, toda la difusión del tema de las personas perdidas, que realiza la policía chilena.

A través de Interpol - Chile se encarga la búsqueda a nivel internacional.

El trabajo coordinado permite recibir en todos los cuarteles y dependencias de Policía de Investigaciones de Chile información que permita conocer el paradero de las personas extraviadas.

RECOMENDACIONES

Importante: Mantenga la calma


Contacte a vecinos, amigos, cónyuge, hermanos y a cualquiera que pueda saber donde pueda estar su niño, o niña. Pida apoyo a personas calmadas para que estén con usted.

Realice una búsqueda telefónica

Llame a la familia, amigos y conocidos que puedan ayudar. Pídales que usen sus teléfonos para hacer llamadas para averiguar; así su teléfono estará desocupado para las llamadas entrantes.
Si tiene que salir de la casa, tenga una máquina contestadora, o encargue a alguien para que reciba las llamadas.

Revise el entorno

Pida que sus amigos y parientes realicen una investigación del sitio del área del vecindario, mientras usted esté haciendo la denuncia en la policía. Con la familia y amigos, trate de recordar situaciones presentes y recién pasadas y actividades (una discusión reciente o un castigo podría ser una razón para que un niño se esconda). La casa de los amigos de su hijo, o hija, vecinos y familiares.
La casa de sus “nanas" (baby sisters) actual o anterior.
Escuela y patio de la escuela (el niño puede tener actividades extraescolares o puede estar cumpliendo un castigo).
Centro comunitario.
Establecimientos locales de deporte.
Parques, áreas de juegos.
Centros comerciales y tiendas.
Centros de videos.
Tiendas de hobbies.
Tiendas de bicicletas.
Terminales de buses.

Lugares a revisar

Su casa y propiedad, incluyendo el entretecho; que bien puede ocultarse un niño. No desordene ni mueva nada en la pieza de su niño hasta que la policía la haya revisado. Si es así usted y su familia y amigos pueden alterar evidencias valiosas.

En caso de sospecha de fuga

Revise la pieza de su hijo adolescente.
Los niños mayores pueden empacar algunas cosas si están haciendo abandono del hogar, o tal vez dejar una nota con relación a su desaparición. Tenga cuidado de no desordenar las cosas de la pieza, tales como: papeles del escritorio, canasto de la basura, billetera, cartera, ropa, cosméticos y cosmetiquero.
Revise las posibles indicaciones de estar involucrado en religiones o cultos. Esto puede resultar evidente al ver libros, revistas, colecciones, casetes, cintas de videos, discos compactos y enseres personales.
Revise el lugar de estudio del menor. Examine el escritorio y el lugar donde guarda sus útiles escolares, buscando información que ayude a determinar los planes de su hijo, o hija, adolescente, nombres y direcciones de amigos y actividades posibles.
No espere demasiado antes de contactar a la policía, si tiene sospechas de que su hijo, o hija, está desaparecido. Es buena idea seguir estos primeros tres pasos de búsqueda del niño, dejar pasar demasiado tiempo puede ser un lapso valioso para que la policía investigue.

Efectúe la denuncia

Al efectuar la denuncia, si sospecha que el niño se fue con uno de los padres, en el caso de las parejas separadas, o con algún extraño, entregue a la policía, además de la foto del menor, la foto de la persona que sospeche que se llevo al menor, indicando la dirección, el teléfono, y cualquier información útil para poder localizar a esa persona.
Dé a la policía todo lo que permita reconocer al menor.
Entregue a la policía el certificado de nacimiento; el historial médico; pasaportes; radiografías e información dental; ubicación de las marcas de nacimiento y cicatrices; grabaciones de vídeo; y cualquier otro antecedente que permita la identificación del menor (anteojos, frenillos, aros, forma de vestirse, etcétera).

Realice una investigación física del área

Organice una investigación conjunta entre los amigos y parientes del menor del menor, para revisar la ruta del colegio a la casa, centro comunitario, casa de amigos, lugares favoritos de concurrencia, etcétera. Busque en el suelo cosas que pertenezcan al menor: artículos personales, ropa, juguetes, recortes, libros, y otros. En caso de encontrar algo, no se altere, contacte de inmediato a un oficial policial.
Siempre deje a alguien en la casa por si su hijo llega o llama.
Es trascendental que actúe rápidamente.
Trate de mantenerse enfocado en la tarea que realiza: para ubicar a un menor desaparecido cada momento que pase es muy importante, y debe ser usado de manera eficiente.

Continúe la búsqueda
Siga buscando aunque no existan resultados inmediatos. Manténgase actualizado comunicándose con el oficial policial a cargo.
No divulgue el caso antes de hablar con la policía.
Solo si la policía a cargo del caso lo aconseja puede solicitar a los medios de comunicación: prensa, radio, televisión, publicaciones locales.
Distribuya una fotografía del menor desaparecido. Para este fin puede pedir la colaboración de la policía.

Registre sus acciones

Mantenga un registro detallado de las personas y agencias con que se ha contactado, y, también, anote los pasos que ha realizado. Registrar los eventos evita la pérdida de esfuerzos permite una revisión de las investigaciones. Policía de Investigaciones de Chile

Sus hijos sabrán reaccionar si...

Se pierden en un centro comercial


Un extraño amistoso y de buen aspecto les ofrece llevarlos a casa
Un amigo los insta a ingerir alcohol, cigarrillos o drogas
Un familiar o un vecino quiere jugar un "juego secreto"
Una cosa muy buena en los niños es la forma en que confían en la gente, especialmente en los adultos. A veces es muy difícil para los padres enseñar a sus hijos a contrabalancear esta confianza con cautela. Pero hoy en día los niños necesitan aprender algunas reglas de sentido común, que puedan contribuir a su seguridad y alimentar la confianza que necesitan en sí mismos en casos de emergencia.

Comience por lo básico

Asegúrese que sus hijos sepan su nombre completo, su domicilio, y él número de teléfono de la casa, del trabajo o de algún familiar cercano.
Enseñe a sus hijos a discar el número de emergencia de la policía civil (134). Puede practicar en teléfonos de juguete. Recuerde que estos números telefónicos no usan monedas en los teléfonos públicos.
Aconséjelos para que nunca acepten subir al vehículo de un extraño, ni recibir regalos de personas que no conocen.
Dígales que si se pierden en un centro comercial, debe pedir ayuda de inmediato a un empleado de tienda o a un guardia de seguridad.
Dé un buen ejemplo al actuar: mire quien llama antes abrir la puerta. Sí sale cierre las puertas con llave y asegure las ventanas.
Dedique tiempo a escuchar con atención cuando los niños hablen de sus miedos y sentimientos, hacia personas o lugares que los asustan o les hacen sentir incómodos. Enséñeles a confiar en sus instintos.

En la escuela y el recreo

Aconseje a sus hijos a jugar y caminar con amigos, en vez de hacerlo solos. Dígales que eviten lugares que puedan ser peligrosos: edificios desocupados, callejones, sitios despoblados, etcétera.
Enseñe a sus hijos a resolver sus disputas con palabras y no con los puños, y a alejarse cuando otros estén peleando. Recuérdeles que las burlas y las bromas pueden herir a sus amigos y convertirlos en enemigos.
Asegúrese que sus hijos tomen el camino más seguro para ir y volver de la escuela, de las tiendas o de las casas de sus amigos. Camine con ellos por tales rutas e indíqueles los lugares donde puedan pedir ayuda cuando tengan problemas.
Aliente a sus hijos a estar en alerta en su barrio, sí observan algo extraño o anormal deben informarlo a usted o algún adulto de su confianza.
Póngase al tanto de la política de la escuela, respecto a la ausencia de los niños. Consulte si cuando un niño está ausente por varios días si llaman a los padres o apoderados.
Cuando no pueda llegar a la hora a buscar a sus hijos a la escuela, dígales que esperen su llegada dentro del establecimiento educacional.
Investigue los programas de atención a los niños fuera del horario escolar. Estudie las certificaciones de los mismos: si los empleados están calificados; si observan las reglas de autorización de los apoderados para realizar salidas o excursiones; si merecen buena reputación dentro de la comunidad; si están abiertos a la participación de los padres; y cual es la política respecto a las visitas de los apoderados al establecimiento.

Solos en la casa
Asegúrese que sus hijos saben como utilizar las cerraduras de puertas y ventanas.
Siempre deje un número telefónico donde se le pueda ubicar (celular, beepers). Puede preparar un pequeño letrero y colocarlo debajo del aparato telefónico, con los números telefónicos de vecinos, amigos, familiares y de emergencias (Policías, Bomberos, Ambulancias).
Ordene a sus hijos a no abrir la puerta a desconocidos; y también, que tomen los mensajes telefónicos sin decir que se encuentran solos (pueden decir que los adultos están ocupados o en el baño y tomar el mensaje).
Cuando usted llegue a casa, converse con sus hijos y asegúrese que todo estuvo normal. Logre un respecto a las visitas de las amistades cuando no haya un adulto en casa.
Prepare un plan para poder escapar en caso de incendio u otra emergencia. Ensáyelo con sus hijos.

Tome partido

Trabaje en las escuelas con los Centros de Padres o recreación.
Lance programas de contacto con los padres.
Solicite Charlas Preventivas para su colegio.
Fuente: Policía de Investigaciones de Chile


Noticias
Destacadas
Los 9 pasos básicos para desarrollar un programa de voluntariado corporativo en una empresa
Opinión: Ética de la empresa, no sólo responsabilidad social (por Adela Cortina, Fundación para la Ética de los Negocios)
Sitio en Internet sobre trámites y ayudas socioeconómicas del Estado presentó versión accesible para personas ciegas
Educared.cl cuenta con espacio de información y comunicación relacionado con las necesidades educativas especiales
Informe describe programas efectivos de convivencia escolar y prevención de la violencia aplicados en colegios y escuelas chilenas